Nuestros proyectos

Los profesionales y voluntarios que llevamos años compartiendo los últimos días con pacientes que se encuentran en el último tramo de su enfermedad, estamos convencidos que la difusión de los cuidados paliativos, junto con otras medidas de apoyo, pueden ayudar a desdramatizar el hecho natural de la muerte y facilitar la eliminación de un tabú cuya persistencia nos está bloqueando la posibilidad de acercarnos a ella del modo más adecuado, es decir, sin dolor, sin miedo, con el soporte profesional adecuado y acompañados del afecto de las personas queridas.

La Asociación quiere desarrollar, en colaboración con los equipos multidisciplinarios de las Unidades de Cuidados Paliativos y con la administración, e IB – Salud en particular, los proyectos siguientes:

  • Formación continuada, garantía de calidad y estabilidad del voluntariado.
  • Formación de nuevos voluntarios para atender  las necesidades de las Unidades.
  • Divulgación del concepto y realidad de los Cuidados Paliativos.
  • Investigación sobre la eficiencia e impacto del voluntariado.

La Asociación dime cuenta, desde 2007, con el apoyo de la entidad de Estalvi Ètic, “Caixa de Colònya” de Pollensa, para la realización de actividades de formación inicial y  continuada.

Los fondos de la Asociación, que se nutren de las cuotas de sus socios y donaciones puntuales, son insuficientes para cubrir sus necesidades; el desarrollo de sus proyectos depende pues de aportaciones o donaciones de entidades públicas o privadas.

LOS VOLUNTARIOS DE LA ASOCIACION

Nuestra Asociación cuenta en 2014 con 49 voluntarios, de los cuales, en su amplia mayoría, tiene una experiencia de más de 2 años en la práctica del acompañamiento a enfermos y familiares al final de la vida. Cada uno de ellos dedica 100 horas al año al cumplimiento de esta labor. Los voluntarios, en su turno semanal -de mañana de 10h a 13h, o de tarde de 16h30 a 19h30- trabajan en pequeños equipos de 3 ofreciendo, según el estado anímico del enfermo y de su familia, soporte emocional, compañía, entretenimiento, cariño, atención…… atendiendo así a los casi 20 pacientes que puedan estar ingresados en la Unidad.
Así pues, las principales funciones del voluntariado de las Unidades de

Cuidados Paliativos de Mallorca son las siguientes:

Intervención con el Paciente:

Acompañamiento, fomentando su autonomía y su valía personal a través del refuerzo positivo, mostrándole una respuesta empática y comprensiva, escuchándole sin juzgar, permitiendo el desahogo y que pueda mostrar sus miedos, transmitiendo serenidad…

Entretenimiento, distrayendo al paciente con juegos, paseos…

Intervención con la Familia:

Acompañar y distraer a la familia, ayudándoles a desahogarse y a expresarse sobre sus emociones o preocupaciones, permitiendo el llanto y la confidencia y facilitando el descanso de los familiares o amigos.

Colaboración con los profesionales sanitarios:

  • Nuestros voluntarios trabajan en estrecha colaboración con el equipo médico sanitario de las Unidades de Cuidados Paliativos, en especial con el profesional designado que habrá de encargarse de las tareas de coordinación de sus intervenciones y de la transmisión los datos imprescindibles para el cumplimiento de su tarea y las actuaciones esperadas.
  • Actúan de puente entre el enfermo/familia y los profesionales sanitarios en el caso de que detecten determinadas necesidades, trabajando de forma coordinada con el equipo y tratando de no entorpecer el cuidado de los pacientes ni de sus familias.